Ni educación, ni deferencia ciega
Discusiones 24
87
ISSN 1515-7326, n.º 24, 1-2020, pp. 87 a 112
*
Doctora en Sociología. Profesora de Teoría del Derecho de la Universidade Federal do Rio
de Janeiro (UFRJ), Río de Janeiro, Brasil. Correo electrónico: rachelherdy@direito.ufrj.br.
Ni educación, ni deferencia ciega. Hacia un modelo
crítico para la valoración de la prueba pericial
Neither Education, nor Blind Deference: Towards a
Critical Model for the Assessment of Expert Evidence
Rachel Herdy
*
Recepción: 19/12/2019
Evaluación: 15/1/2020
Aceptación nal: 17/2/2020
Resumen: Este artículo discute el argumento de Carmen Vázquez a favor
de un modelo educacional para la valoración de la prueba pericial. No se
enfoca en las herramientas institucionales que Vázquez cree podrían pro-
mover la educación de decisores, sino en los presupuestos psicológicos y
epistémicos de su trabajo. Por un lado, cuestiona su suposición emrica de
que decisores son cognitivamente capaces de comprender el razonamiento
de los expertos; por otro, argumenta que la a rmación de Vázquez de que la
deferencia es una actitud irracional que amenaza la legitimidad de las deci-
siones judiciales parece ignorar el papel que el razonamiento basado en la
autoridad generalmente juega en la justi cación judicial. El artículo esboza
un modelo para la valoración de la prueba pericial que no promueve ni la
educación, ni la deferencia ciega. En cambio, propone un modelo crítico y
más democrático en el que no solo el juez o jurado cientí camente educado
tiene la capacidad de llegar a una decisión justi cada sobre la base de la
información transmitida por los expertos, sino la sociedad como un todo.
Palabras clave: prueba pericial, educación, deferencia, razones de autoridad.
Discusiones 24
Rachel Herdy
88
Abstract: is paper discusses Carmen Vázquezs argument in favor of an
educational model for the assessment of expert evidence. It focuses not
on the institutional arrangements that Vázquez believes might promote
the education of decision-makers, but on the psychological and epistemic
presuppositions of her work. One the one hand, it questions her empirical
assumption that decision-makers are cognitively capable of understanding
the reasoning of experts; on the other, it argues that Vazquez’s claim that
deference is an irrational attitude that threatens the legitimacy of judicial
decisions seems to disregard the role that authoritative reasoning usually
plays in judicial justi cation. e paper sketches a model for the assessment
of expert evidence that supports neither education, nor blind deference.
Instead, it proposes a critical, more democratic model in which not only
the scienti cally educated judge or jury is capable of reaching a justi ed
decision on the basis of expert testimony – but society as a whole.
Keywords: Expert evidence, education, deference, authoritative reasons.
Si deseamos que los jueces tomen decisiones racionales respecto de los
hechos que dependen de la prueba pericial, es necesario que ellos com-
prendan las inferencias realizadas por el experto este es el argumento
central del artículo de Carmen Vázquez, “El diseño normativo de las prue-
bas periciales, a propósito del razonamiento inferencial de los expertos y
la comprensión judicial”—. Después de considerar brevemente el supuesto
psicológico de su argumento (i.e., la capacidad de los jueces), Vázquez
explora una serie de herramientas procesales que entiende oportunas y
adecuadas para ayudar al juez a educarse. El artículo termina con una dis-
cusión sobre los cuidados que debemos tener con las actividades anteriores
a la conformación del conjunto de informaciones probatorias, es decir, con
lo que ocurre en el llamado momento de descubrimiento. Para la autora,
la originalidad de su propuesta radicaría en el empleo conjunto de tales
herramientas en un mismo ordenamiento jurídico, y en el énfasis que se
presta al tiempo de la práctica de la prueba pericial.
A partir del artículo de Vázquez, la pregunta que me parece impor-
tante plantear es la siguiente: cuando los expertos presentan informacio-
nes (evidencias, generalizaciones, interpretaciones, inferencias) basadas en
Ni educación, ni deferencia ciega
Discusiones 24
89
conocimientos de sus respectivas áreas, ¿qué esperanza podemos tener de
que jueces legos puedan evaluar racionalmente la información aportada?
Luego se ve que mi punto de discordancia con la autora se localiza no tanto
en sus propuestas concretas de un modelo educacional de la prueba peri-
cial, sino más propiamente en los presupuestos de su argumentación. Las
herramientas sugeridas —como la oralidad y contradicción en la práctica
de la prueba pericial; la convocación de asesores externos que actuarían de
manera análoga a los law clerks; la posibilidad de peritos terceros para revi-
sar las pruebas cuando existe un desacuerdo importante entre los peritos
de las partes o entre ellos y los o ciales; e incluso la idea de un hot-tub o
junta de peritos donde se reunirían los peritos, las partes y los juzgadores
para un debate en estilo académico— parecen promisoras y útiles incluso
para el modelo deferencial crítico cuyas líneas generales presentaré en la
sección nal de esta discusión.
Así es que la re exn que propongo se centra en los presupuestos de
las propuestas de Vázquez. Esos presupuestos son dos: el primero —expli-
citado por la autora— es de carácter empírico-psicológico, y se re ere a
las capacidades cognitivas del juez y sus habilidades para la adquisición de
conocimientos expertos; el segundo —que sigue implícito en sus considera-
ciones— es de carácter teórico-epistémico, y se re ere a la naturaleza de las
razones que justi can las decisiones judiciales. Esos dos presupuestos están
relacionados: la justi cación de la decisión sobre los hechos que demandan
conocimientos especializados depende de la comprensión, por parte de
juzgadores cognitivamente capaces, de las razones de primer orden que
posee el experto.
Propongo estructurar esta discusión de la siguiente manera. En la
primera sección, antes de presentar los argumentos contra los supuestos
de Vázquez, recuperaré brevemente los antecedentes teóricos del modelo
educacional. En la segunda sección, presentaré el primer punto central de
mi discusión: voy a argumentar que no hay buenas razones para presupo-
ner que los jueces tienen la disposición o son capaces de comprender las
inferencias de los expertos. A continuación, presentaré el segundo punto
importante de mi argumento: la deferencia a razones de autoridad no solo
es racional, sino que constituye un fenómeno característico de la justi ca-
ción judicial. En este momento, esbozaré un modelo crítico y más demo-